Witcel Home Page papeles finos seguridad packaging ilustración servicios
markatto witcel metal color colorspot conqueror ledger Fun colors evenglow econatural
 
   
 

         
 

color'spot,
econatural,
opalinas y demás papeles finos

Offset:

 
   

Evitar sobrecargas de tinta

Usar tintas de secado rápido y por oxidación. Estos papeles son producidos en medio alcalino, por lo que el secado de tintas está garantizado si se respeta un mínimo de condiciones.
Las tintas de secado retardado contienen antioxidantes para lograr su efecto. Por ser aptos para impresoras de chorro tinta, estos papeles son fabricados con un encolado sumamente exigente. Por este motivo, los antioxidantes no pueden migrar a la masa del papel, permaneciendo en al superficie, junto a los ligantes de la tinta e impidiendo su polimerización o sea el secado y fijación de la misma.
Por ese mismo motivo, también se debe evitar el uso de antioxidantes en la tinta.

Estos efectos son mucho más críticos cuando se prepara material para impresión en laser posterior. Los barnices y ceras de la tinta no van a completar su polimerización, por lo que su dureza no será la adecuada para resistir la temperatura del fusor.
Cuando se realicen este tipo de trabajos se deberán usar tintas especialmente formuladas para impresión láser. Además se debe respetar el tiempo especificado por el fabricante entre la pre-impresión offset y la impresión láser (como regla general no menos de 72 horas ).
Puede utilizarse secado infrarrojo, al igual que tintas UV.

El pH agua de fuente debe ser mantenido cuidadosamente. No menos de 5.3 para no interferir en el secado de tintas (algunos fabricantes especifican inclusive no menos de 5.5) ni con la superficie del papel (libre de acidez). Además, por tener el papel un remanente de alcalinidad (que garantiza su longevidad y facilita el secado de tintas) deberá agregar al agua la solución de fuente adecuada para evitar la subida del pH.
Utilizar la mínima cantidad de agua posible. Como se mencionó, el encolado es muy exigente, por lo que la humedad no podrá migrar al interior de la hoja, quedando en superficie hasta que pueda evaporarse (cosa que no es fácil en la pila impresa) interfiriendo cuando es excesiva, con el secado de la tinta.
El defecto más común que presentan los papeles pre-impresos en offset al ser luego pasados por impresoras láser, es el curvado, con distintas intensidades y en forma impredecible. En la mayoría de las oportunidades, es también causado por este exceso de humedad.

Polvo antirrepinte: se recomienda su uso, tener en cuenta la granulometría adecuada.

Otros métodos de impresión
Son aptos también para impresión por otros métodos tales como:

Serigrafía ( Silk-Screen)

Tipografia

Termografía: Si bien el papel es perfectamente apto, este método no es recomendable cuando va a existir impresión láser posterior. Por lo menos en todos los casos realizar pruebas previas de los materiales a usar.

Timbrado: Al igual que en el caso anterior, se debe tener cuidado en la selección de tintas cuando se prepare para posterior impresión láser.

Hot-stamping: ídem.

En todos los casos evitar deformaciones que afectan la alimentación de las impresoras posteriores si se lo va a imprimir en láser o chorro de tinta.

Laqueado: Para lograr un buen resultado, puede ser necesario o bien un sellado previo o una doble aplicación. Se han logrado muy buenos resultados por aplicación en serigrafía de lacas UV.

Laminado: Siempre es conveniente la realización de pruebas previas para comprobar la calidad obtenible y asegurar la no incompatibilidad de alguno de los procesos previos.

Doblado: Trazar previamente para lograr excelentes resultados.
Es un papel en el que una de las características más apreciadas es una muy buena rigidez (encarte) y por lo tanto se va a tender a quebrar al doblarlo (sobre todo en la dirección transversal a la fibra) si no se tiene esa precaución.
Es conveniente que la herramienta trazadora tenga un diámetro aproximadamente 30% mayor que el espesor del papel a marcar.

 
 

 
   

 

 
 

econatural

Este papel es un “Pergamino Vegetal Genuino”, obtenido por apergaminado con ácido sulfúrico de un papel base especialmente preparado para dicha conversión.
Este tratamiento, gelifica las fibras celulósicas, generando una superficie tipo “membrana” impermeable a las grasas y al agua (es permeable al aire y vapores) con características totalmente distintas a las de un papel tradicional.
De allí que existan algunas limitaciones y recomendaciones muy especiales para un uso óptimo.

Offset: La estabilidad dimensional de un pergamino no es controlable ni predecible, por lo tanto la impresión en offset deberá realizarse en una sola pasada, para restar la posibilidad de cambio en las dimensiones de la hoja.
Se han logrado muy buenos resultados en máquinas de 5 y 6 colores, respetando esa condición.
No espere un registro perfecto.

Use mantilla compresible que permita un buen contacto con la superficie de la hoja para lograr una óptima transferencia de tinta.

Retículas no superiores a 120 líneas sin pruebas previas.

USAR tintas de secado rápido y por oxidación. Recuerde que el papel es impermeable a las grasas, por lo que las tintas de secado por penetración no pueden ser utilizadas, ya que no penetran la membrana superficial, quedando en la superficie de la hoja sin poder secar.
Las tintas de secado retardado contienen antioxidantes para lograr su efecto. Por la razón, expuesta en el párrafo anterior, los antioxidantes no pueden migrar a la masa del papel, permaneciendo en al superficie, junto a los ligantes de la tinta e impidiendo su polimerización o sea el secado y fijación de la misma.
Por ese mismo motivo, también se debe evitar el uso de antioxidantes en la tinta.
Pueden utilizarse tintas de curado UV.

Evitar sobrecargas de tinta. Capas más gruesas de tinta necesitan más tiempo para lograr una buena oxigenación y en algunas ocasiones será necesario proceder a la ventilación de las hojas. Si es necesario en medios tonos oscuros, recurra a técnicas de UCR.

Mantenga una altura de pila pequeña. Regule la caída de las hojas para que sea suave y no desplace el aire, sino que más bien lo entrampe para favorecer la oxidación.

Utilizar la mínima cantidad de agua posible. Como se mencionó, el papel es impermeable al agua por lo que la humedad migrará al interior de la hoja con suma dificultad, quedando en superficie hasta que pueda evaporarse (cosa que no es fácil en la pila impresa) interfiriendo, con el secado de la tinta.
De la misma forma, la salida de la humedad del interior de la hoja será muy lenta, por lo que en caso de intentar secado con infrarrojo, deberán efectuarse pruebas previas y poner el máximo cuidado para prevenir posible “blistering”.

El pH agua de fuente debe ser mantenido como mínimo en 5.5 para no interferir en el secado de tintas. Si bien el papel ha sido cuidadosamente neutralizado luego del tratamiento con sulfúrico, el pH de su superficie puede oscilar entre 6.0 y 8.0, por lo que es muy necesario contar con el adecuado poder buffer en el agua de fuente para evitar oscilaciones del pH.
Polvo antirrepinte: se recomienda su uso a discreción. Recordar que el secado de las tintas es exclusivamente por oxidación, por lo que será necesario proteger adecuadamente al trabajo durante las primeras horas. Tener en cuenta la granulometría adecuada a la profundidad del texturado.

Otros metodos de impresión

Los papeles parchment son aptos también para impresión por otros métodos tales como

Serigrafía (Silk-Screen)

Offset seco / flexografía: se logran excelentes resultados por estos métodos.
En flexo, cuidar la tendencia a sobresecar. El papel se torna muy frágil y puede ser necesario rehumectar para procesos de plegado y formado posteriores.

Termografía: realizar pruebas previas de los materiales a usar y temperaturas de trabajo para evitar blistering.

Hot-stamping: se han logrado muy buenos trabajos. Recordar aquí también la no absorción del papel: los barnices y ligantes de las tintas quedarán en la superficie y pueden llegar a dificultar el anclado del foil, por lo tanto desde el diseño evitar la superposición del mismo con zonas impresas.

Laser / ink-jet: no recomendado para estos usos en forma intensiva, aún cuando en pequeñas tiradas y con cuidados adecuados, se han logrado resultados excelentes.

Laqueado: Se han logrado muy buenos resultados por aplicación en serigrafía de lacas UV.

Laminado: siempre es conveniente la realización de pruebas previas para comprobar la calidad obtenible y asegurar la no incompatibilidad de alguno de los procesos previos.

Doblado: Trazar previamente para lograr resultados óptimos.
Es un papel en el que la fibra ha sufrido cambios físico-químicos profundos. La superficie es una membrana rígida que se va a tender a quebrar al doblarla si no se tiene esa precaución.
En algunos casos puede ser conveniente una pequeña humectación de la zona de doblado, sobre todo si ha transcurrido mucho tiempo desde la impresión o se ha utilizado secado IR o por aire caliente.
Es conveniente que la herramienta trazadora tenga un diámetro aproximadamente 30% mayor que el espesor del papel a marcar.

 
 

ledger, color'spot,
y econatural

Offset

 
 

Retículas no muy finas (80- 100 líneas) ya que se trata de un papel texturado. No pretenda la definición lograble en papeles estucados.

Evitar sobrecargas de tinta: sobre todo en áreas de medios tonos oscuros ( recomendable usar UCR ).

Mantilla compresible que permita un buen contacto con la superficie de la hoja para lograr la transferencia de tinta, tanto en las “crestas” como en los “valles”.

Usar tintas de secado rapido y por oxidación. El papel es producido en medio alcalino, por lo que el secado de tintas está garantizado si se respeta un mínimo de condiciones.
Las tintas de secado retardado contienen antioxidantes para lograr su efecto. Conqueror, por su uso específico en escritura (y por ser apto para impresoras de chorro tinta ) es fabricado con un encolado sumamente exigente. Por este motivo, los antioxidantes no pueden migrar a la masa del papel, permaneciendo en al superficie, junto a los ligantes de la tinta e impidiendo su polimerización o sea el secado y fijación de la misma.
Por ese mismo motivo, también se debe evitar el uso de antioxidantes.

Estos efectos son mucho más críticos cuando se prepara material para impresión en laser posterior. Los barnices y ceras de la tinta no van a completar su polimerización, por lo que su dureza no será la adecuada para resistir la temperatura del fusor.
Cuando se realicen este tipo de trabajos se deberán usar tintas especialmente formuladas para impresión láser. Además se debe respetar el tiempo especificado por el fabricante entre la pre-impresión offset y la impresión láser ( como regla general no menos de 72 horas ).

Utilizar la mínima cantidad de agua posible. Como se mencionó, el encolado es muy exigente, por lo que la humedad no podrá migrar al interior de la hoja, quedando en superficie hasta que pueda evaporarse (cosa que no es fácil en la pila impresa) interfiriendo cuando es excesiva, con el secado de la tinta.
El defecto más común que presentan los papeles pre-impresos en offset al ser luego pasados por impresoras láser, es el curvado, con distintas intensidades y en forma impredecible. En la mayoría de las oportunidades, es también causado por este exceso de humedad.

El pH agua de fuente debe ser mantenido cuidadosamente. No menos de 5.3 para no interferir en el secado de tintas (algunos fabricantes especifican inclusive no menos de 5.5) ni con la superficie del papel (libre de acidez). Además, por tener el papel un remanente de alcalinidad ( que garantiza su longevidad y facilita el secado de tintas) deberá agregar al agua la solución de fuente adecuada para evitar la subida del pH.

Polvo antirrepinte: recordar que a mayor texturizado se concentrará más el contacto entre hojas de la pila en unos pocos puntos, haciendo más necesario su uso. Además será necesario incrementar su granulometría para absorber el incremento de diferencias de nivel entre “crestas y valles”.

Laqueado: para lograr un buen resultado, puede ser necesario o bien un sellado previo o una doble aplicación. Se han logrado muy buenos resultados por aplicación en serigrafía de lacas UV.

Otros métodos de impresión

Tipografía: retículas más gruesas (50-60 líneas/cm). Recordar que en papeles texturados es difícil la impresión de grandes áreas y medios tonos, evitarlos en lo posible.

Termografía: No recomendable cuando va a existir impresión láser posterior. Por lo menos en todos los casos realizar pruebas previas de los materiales a usar.

Timbrado: Cuidado de tintas para posterior impresión láser.

En todos los casos evitar deformaciones que afectan la alimentacion de las impresoras posteriores.

Doblado: Trazar previamente para lograr excelentes resultados.
Es un papel en el que una de las características más apreciadas es una muy buena rigidez (encarte) y por lo tanto se va a tender a quebrar al doblarlo (sobre todo en la dirección transversal a la fibra) si no se tiene esa precaución.
Es conveniente que la herramienta trazadora tenga un diámetro por lo menos 30% mayor que el espesor del papel a marcar.

  contacto