ArjoWiggins
Año 4 | Newsletter 42 | 1 de diciembre de 2005 | Una publicación de Witcel S.A.
Edición especial verano 2006
Estimado lector
Nos ponemos nuevamente en contacto con nuestra segunda edición del año, correspondiente al mes de febrero. En esta ocasión, como ya es costumbre, preparamos una edición especial con una propuesta diferente: continúa la historia del papel, exploramos la técnica del papel amate mexicano y les sugerimos una serie de notas para capacitarnos. En el ejemplar del mes de marzo de 2006 volveremos a enviarle nuestro formato habitual de noticias con las novedades de Arjowiggins en Argentina, a través de su filial local Witcel S.A.. No dude en comunicarse con nosotros. Su opinión nos interesa.

Historia


Historia del papelLa llegada del papel a Europa (732)
No pasaron más de mil años, cuando España es conquistada por los Moros, y la producción de papel llega a Europa. Los árabes no perdieron tiempo en establecer talleres locales para la producción de papel. El primer taller fue fundado en Córdoba en 1036, seguido por otro en 1144, en el pueblo de Xátiva (Játiva) en la costa oriental de la Península Ibérica. Uno de los primeros ejemplos de papel realizado en España puede encontrase en el Monasterio de Santo Domingo, de Silos, cerca de Burgos, incluyendo manuscritos del siglo X, la mayoría de las páginas se hacían de vitela, las de papel estaban fabricadas con largas fibras de lino y contenían una proporción de almidón similar a la del clásico papel árabe. En ese tiempo España, fue el principal centro de las enseñanzas clásicas, de la medicina y matemáticas, por eso el papel jugó un rol insignificante.
Posteriormente es en Italia donde encontramos la fabricación del papel, y se piensa que su extensión tuvo lugar a través de España o Sicilia con las Cruzadas. La primera referencia sobre producción del papel en Italia, es de 1275-1276, en el pueblo de Fabriano, aún famoso tanto por sus papeles realizados a mano, como los obtenidos en moldes cilíndricos o en modernas máquinas industriales para elaborar papel. Otros talleres se extendería pronto por toda Italia. Fabriano, es importante para el desarrollo del papel, por su introducción de papel de trapo, satinado con una cola de gelatina animal. Esta técnica fue muy bien recibida por los escribas y llevó a una mayor aceptación del papel como sustituto del pergamino, ya que permitía a las agudas plumas de ave del momento, trazar libremente sin rasgar la superficie del papel, y que la tinta no penetrara en las fibras absorbiendo como un secante. La técnica de escritura con pluma, predominante en Europa, en contraste con la escritura caligráfica de pincel llevada a cabo en Asia, vino a definir las diferentes características del papel europeo de ese período, si lo comparamos con China o Japón.
Para el siglo XIV, Italia aventajó a España y a Damasco en la producción del papel. Una clara aportación de los productores de papel europeos fue la invención del taller de estampado, esto se hacía con un rueda hidráulica, los timbres se manejaban por acción de golpes en forma vertical con el fin de desfibrar la pulpa en agua, está técnica se uso hasta finales del siglo XIII.
Esta máquina producía e hidrataba muy bien las fibras. Superior a esto los holandeses, produjeron un golpeador. Sin embargo algunos de los estampados fueron herrados y esto contamino al papel.
La producción fue lenta, entró por el norte hacia el resto de Europa, pero a mediados del siglo XIV, existieron talleres cerca de Languedoc y Angoulem, los cuales aun funcionan en forma de Papeteries Moulin du Verger du Puymoyen. Las marcas de agua eran famosas en los pliegos de papel, y fueron las primeros en usarse en 1539.
A finales del siglo los centros que fabricaban papel se establecieron por toda Francia. La evidencia indica que los talleres de papel existieron en Augssburg, Cologne y Mainz por 1320. En 1390, se utilizaron artesanos de Lombardy, Ulman Stromer, equipado un taller cerca de Nuremberg, probablemente sea el primer taller de papel manufacturado que publicara un libro ilustrado por el artista suizo, Jost Amman. La ilustración es uno de las 139 profesiones y negocios mostrados en dicho libro. Los fabricantes de papel llegaron a establecerse en los países bajos en 1586, con los talleres Lunipart y Van Aelst cerca de Dordrecht, aunque un primer taller existió en Gennep, en 1428. En los siguientes ocho años de guerra, (1568-1648), Holanda, fue productor importante de papel cuando Amsterdam, llegó a ser un albergue para los refugiados y comerciantes de toda Europa. Para 1579, continuó la invención de la imprenta y existió una diferenciación entre el impreso en dibujo y la escritura en papel.
El primer papel hecho en Inglaterra fue producido alrededor de 1490, en el taller de John Tate, cerca de Stevenage en Hertfordshire. El segundo taller en Inglaterra se estableció en los 50 años posteriores en Fen Ditton, por Thomas Thirlby, quien más tarde llegó a ser obispo de Ely. El primer conocimiento de los talleres ingleses comenzó en 1558, en Dartford, Kent; con el alemán John Spilman, quien obtuvo una patente exclusiva de la reina Elizabeth, para recolectar trapos viejos y elaborar papel. En 1610, un taller fue fundado en Wookey Hole, donde el papel continua aún fabricándose. Durante los siglos XVIII y XIX, Inglaterra estableció una principal producción de papel con alta calidad en talleres como el de Hodgkinsons; en Wookey Hole, y el famoso taller Whatman en Maidstone, Kent.
El papel en América
La producción de papel fue introducida por primera vez hacia el interior de las Américas, por los españoles, cerca de la ciudad de México alrededor de 1580. Antes de la llegada de los españoles el papel fue usado como sustancia por los Mayas y Aztecas. De forma semejante los hawaianos producían papel suave, lo sacaban de la corteza de los árboles de higo o mora. Esta técnica aún es usada por los indígenas del sureste de México. Sin embargo las sustancias puras no se clasificaban como papel.
En primer taller de papel en Norte América, se estableció en Pennsylvania, en el Wissahickon Creek cerca de Germantown por William Rittenhause. En poco tiempo otros talleres se establecieron. Como el taller de Ivy, por Thomas Willcox, quien motivó a otros productores de papel, y fue distinguido por producir papel para impresos y actividades publicitarias de Benjamín Franklin.
Posteriormente en el siglo XVIII y XIX, con la tecnología de impresión se desarrolla un incremento en la alfabetización, simultáneamente los fabricantes de papel mejoraron sus mecanismos de producción de papel. La primera máquina para elaborar papel fue inventada por el francés, Nicholas Louis Robert, un empleado del taller Didot en Francia. El cuñado de Roberts, John Gemble, sacó una patente británica en 1801, la cual fue desarrollada y financiada en Inglaterra por Henry y Seale Fourdrinier, con la ayuda del joven maquinista llamado Brian Donking, quien construyó self acting y automatizó la máquina en Hertfordshire, en 1803, la efectividad de ésta creo una sensación.
El principio básico de de la máquina Fourdrinier, es suspender la pulpa de papel en agua, que es derramada con un movimiento horizontal, las vibraciones de lado a lado causaban que las fibras se intercalaran una con otra. En ese momento esto fue conocido como Dandy, el cual presiona mayormente el agua, al mismo tiempo que imprime las marcas de agua o líneas extendidas, sobre la pulpa del papel. Después, esto es transportado a cilindros calientes y secos para que al final del proceso se devanara en un largo rollo perfectamente seco. La mayor producción mundial del papel, es elaborado al estilo de la máquina Fourdrinier.
Otro tipo de máquina para fabricar papel que apareció en este tiempo, fue una máquina con molde cilíndrico. Que comienza con un movimiento lento, este proceso es capaz de producir papel similar en apariencia y sentirse como papel hecho a mano. Sin embargo en Inglaterra, un número de individuos estaban trabajando independientemente en una máquina de este tipo, uno de ellos fue John Dickenson, quien produjo la primera máquina comercial en 1809.

(fuente www.iconio.com/ABCD/C/).

Curiosidades


papel amate
El Papel amate en México

Hay varias comunidades que lo elaboran, de ellas se distingue por su volumen y comercialización el pueblo ñhä-nhü de San Pablito Pahuatlán, Puebla, asentado en las laderas del Cerro del Brujo, sus habitantes trabajan en la elaboración del papel. Las especies para la manufactura de esta materia prima son: los amates (Ficus padifolia y Ficus petiolaris) conocidos por el nombre nahuatl de xalamatl; los morales (Morus celtidifolia); los limoneros (Citrus aurantifolia); y los jonotes (Heliocarpus Donnell-Smithii Rose) o chichicaztles; actualmente los artesanos, debido al agotamiento de estas especies, experimentan con otras.
Los sanpableños continúan con sus tradiciones. Su religión es una interpretación de la católica y mesoamericana, al mismo tiempo que veneran a San Pablo y la Virgen de Guadalupe, continúan honrando y ofrendando al Señor del Monte, al Sol y la Luna, a las deidades del agua, el fuego y la tierra, a los espíritus de las semillas y a los seres malignos. Para esta etnia, todo tiene vida propia: cerros, barrancas, manantiales y ojos de agua. Las deidades del agua tienen un lugar prominente dentro de su panteón.
Debido a las presiones religiosas a lo largo de la historia, los secretos de manufactura y uso del papel fueron celosamente guardados por el badi del lugar; en la década de los años setenta, a causa de la política gubernamental, su producción se incrementó y a partir de entonces se le dieron otros aprovechamientos.
Debido a la deforestación de la zona, la materia prima se lleva de Veracruz, o bien se compra a los amateros; en casa, la fibra se deposita junto con cal o ceniza en grandes peroles de cobre que se llenan de agua y luego se cocina durante seis horas, tiempo necesario para que el material se ablande y maneje fácilmente.
El artesano inicia la preparación de una hoja enjabonando una tabla y coloca las fibras formando una cuadrícula que va golpeando poco a poco con un machacador o muinto de forma prismática. Al ser golpeadas rítmicamente, las fibras se van uniendo entre sí formando la hoja. Los largos filamentos crean caprichosas figuras de diferentes tonalidades que van desde el beige hasta el café oscuro. Sólo de los árboles muy jóvenes se obtiene un material casi transparente. El papel amate que se emplea en ceremonias propiciatorias llamadas "El Costumbre" es de dimensiones pequeñas, de color blanco o café oscuro. (fuente México en el Tiempo Nš 16).

Links


Imagen digital
Imagen digital
Este sitio se trata de una recopilación de apuntes y notas sobre temas relacionados con la imagen digital, el diseño gráfico y temas afines realizada por Gustavo Sánchez Muñoz, quien los colgó en la Red y, viendo que parecían ser de utilidad, fue ampliándolos y añadiendo traducciones.
Las notas están divididas por temas: Color, gestión de color; Tintas directas, virados, duotonos, etc.; Fotografía y Photoshop en general; Escaneado, resolución, impresión, formatos, etc.;PDF y PostScript; Quark XPress, InDesign, maquetación, Illustrator, etc.; Enlaces y varios.
Imagen digital, para aprovechar muy bien el verano.


filete

Envíenos sus consultas o sugerencias a w-news@witcel.com.ar. Si desea que otra persona reciba este Newsletter por favor envíenos sus datos.
Para ver Newsletters anteriores desde su navegador haga click en el ejemplar que desee ver: N°1, N°2, N°3, N°4, N°5, N°6, N°7, N°8, N°9, N°10, N°11, Nš12, Nš13, Nš14, Nš15, N°16, N°17, N°18, N°19, N°20, N°21, N°22, N°23 N°24, N°25, N°26, N°27, N°28, N°29, N°30, N°31, N°32, N°33, N°34, N°35, N°36, N°37, N°38, N°39, N°40, N°41, N°42, N°43.
Si tiene problemas para ver este Newsletter puede acceder desde su navegador haciendo click aquí.


filete
Nota: Si no desea seguir recibiendo nuestro newsletter, envíe un e-mail a "remover" y será removido de nuestra lista de correo.
filete
Copyright 2006 Witcel S.A.
7 de Julio 710, B2800ACB Zárate, Pcia. de Buenos Aires, Argentina
Tel.: 54(0)3487-426222 Fax: 54(0)3487-422746
Servicio de Muestras 0800-8880033 www.witcel.com.ar


Suscripción | Distribuidores | Información | Muestras